domingo, agosto 28, 2011

Elvis: retorno, conciertos y decadencia

Una leyenda se forja gracias a los logros que en lo sucesivo va plasmando ante el público, indistintamente del campo en que se desenvuelve. La música es una de ellas y Elvis Presley uno de sus actores referenciales. En estas líneas, y coincidiendo con el aniversario 34 de su fallecimiento, completaré la historia de este ícono del rock, iniciada en una columna anterior.

Luego de que a partir de 1960 Presley se dedicara mas a su faceta como actor en modestas películas de Hollywood (con interpretaciones de banda sonora incluídas), en 1968 decide regresar a la música en pleno, apoyándose en un especial de televisión que pasó a ser un clásico en su carrera, hoy dia facil de conseguir bien sea en formatos digitales o el internet.

Dicho programa, grabado en junio de ese año y transmitido el 3 de diciembre, permitió a las generaciones del momento redescubrir al icónico personaje, que venía a recuperar el espacio perdido debido a su ausencia, cubierta entonces por las propuestas de moda encabezadas por los Beatles o The Doors. La vuelta a los escenarios dejó un buen sabor de boca, cambiando la visión de Elvis sobre lo debia interpretar según sus sentimientos y sin dejar lugar a imposiciones.



Además de ese mítico programa de televisión, 1968 le permitió al artista convertirse en padre, con la llegada de Lisa Marie Presley, la hija que tuvo con su no menos conocida esposa Priscilla. Al año siguiente lograría volver a los listados con el tema “If I Can Dream” el cual llegó hasta el número 12 de las listas, mientras que la banda sonora del especial del regreso ingresó al top ten de ventas.

Ya en 1969, tras haber grabado el disco From Elvis in Memphis y animado por volver a presentarse en vivo de manera regular, comenzó a cumplir esta aspiración en el International Hotel de Las Vegas, ciudad donde serían habituales sus conciertos hasta el final de su vida. Como dato curioso, en una rueda de prensa tras su show debut en el mencionado hotel y en respuesta a un señalamiento de un reportero que lo nombró “el Rey”, Presley apuntó hacia Fats Domino –otra leyenda del rock- y mencionó “ese es el verdadero rey del rock and roll”.

Para 1970 Elvis continúa con su serie de presentaciones, pero sería a partir de este año cuando comienza a vestirse de la manera como más se le recuerda: un traje blanco (color que ocasionalmente variaba) con encajes, cuello alto y abierto, aunado a una capa de tipo alada y pantalones acampanados.

Uno de los eventos mas recordados de la etapa setentosa del cantante fue el concierto Aloha from Hawaii en 1973, el cual fue el primero en transmitirse via satelite para todo el mundo. El doble disco salido de esta presentación llegaría a los primeros puestos de venta y sería el último album pop de su carrera en llegar al sitial de honor.

Ya para 1977, divorciado, adicto y con sobrepeso, era poco lo que quedaba de la renacida estrella de rock. Esos mismos abusos lo llevarían de manera inevitable hacia su fallecimiento el 16 de agosto de ese mismo año.

Bien sea a través de sus grabaciones –reeditadas o remezcladas-, sus presentaciones y películas, diversos homenajes y hasta la leyenda urbana que asegura que no murió, Elvis sigue hasta hoy manteniendo su sitial en la inmortalidad.

Bonus Track

Previo a este escrito, aborde un par de veces a Elvis: cuando el Cirque du Soleil lo homenajeo con el espectáculo Viva Elvis y al iniciar su carrera en los tempranos años 50 del siglo pasado.

Y como colofón final un aporte audiovisual de su última etapa antes de pasar a la inmortalidad:











Publicar un comentario