sábado, agosto 06, 2011

El talento inmortalizado de Amy Winehouse

Era la crónica de una muerte anunciada... una cantante que pasó a engrosar la trágica lista de talentos que se esfuman a temprana edad (27 años). Las referencias a pérdidas añejas (Janis Joplin, Jim Morrison, Kurt Cobain) no se dejaron de mencionar en cuanto columna, medio y sitio en Internet hubiera.

Pero indistintamente de lo que haya pasado con su vida (y muerte), Amy Winehouse ya se había hecho un nicho en la inmortalidad de la música con la edición de sus hasta ahora dos únicas placas (no se descartan trabajos postmortem).

El primero de ellos es Frank (título que hacía referencia al desaparecido cantante Frank Sinatra), debut discográfico de 2003, donde la cantante londinense brindó su portentosa voz en pos del rescate de las sonoridades características del soul, R&B y jazz.



El disco recibió dos nominaciones para los premios británicos (Brit Awards) y fue pre-seleccionada para un Mercury Music Prize. Los sencillos "Stronger Than Me", "Take the Box", "In My Bed"/"You Sent Me Flying" y "Pumps"/"Help Yourself" fueron los que sirvieron para promover el material.

La aceptación fue satisfactoria, a nivel de crítica y público para entonces, aunque este servidor, percibió más en aquel entonces (2003) a otro talento británico en la línea musical de Amy: una jovensísima Joss Stone con su placa The Soul Sessions.

Pero tres años después (2006) la sensación Winehouse se haría sentir con mayor ahínco tras la puesta en venta de Back To Black, la multipremiada grabación que terminó de consolidarla artísticamente. Los 5 premios Grammy en 2008 serían una muestra del éxito cosechado.

Para este producción cinco canciones fueron escogidas como sencillos, siendo "Rehab" la que sonó con más insistencia, llegando incluso a vender más de 5 millones de copias entre 2007 y 2008. Los otros temas son: "You Know I'm No Good", "Back to Black", "Tears Dry on Their Own" y "Love is a Losing Game".

Antes de su prematura partida al mas allá, Amy tuvo la intención de grabar una placa donde explotar el sonido reggae, sin embargo dicho proyecto no prosperó del todo, pero eso no la amilanó para grabar material con miras a materializar una nueva obra. Informaciones relacionadas con ello se dieron a conocer a principios de 2011, donde se hablaba de una línea autobiográfica que se mantenía en cada una de las composiciones preparadas para tal fin.

El diario The Guardian atribuyó a un vocero del sello Universal, haber dicho que Winehouse dejó una docena de canciones registradas. Por su parte El productor Salaam Remi, que trabajó en los dos álbumes de la cantante y estaba involucrado con su nuevo material dijo a la radio Power 105.1, de Nueva York, que no había mucho material terminado y que los herederos de Winehouse todavía tenían que autorizar cualquier lanzamiento.

Solo basta esperar cuando sonarán nuevos temas bajo la portentosa voz de Amy... una manera de volverla a escuchar tras su partida.
Publicar un comentario