viernes, enero 22, 2016

Los caminos de Pablo Manavello

Pablo Manavello (1950-2016)
Los Memphis fueron su primer paso hacia lo que años después diría en una canción: su primer amor, el rock n' roll. Era 1965 y el adolescente de 15 años, impulsado por esa misma pasión, tomaría una guitarra que no soltaría. Con este grupo, nutrido del sonido británico y sicodelia latente, editaría dos placas en las postrimerías de aquella gloriosa década de los 60.

El final de este rumbo lo llevó a otro más breve: El Grupo Sangre (o la tercera y última etapa de Los Claners). Como sea que se denominen, dejarían un legado importante para 1971. La mayor parte de los 70, el joven guitarrista desarrollaría sus aptitudes como parte de la Ofrenda, el mítico proyecto de Vytas Brenner, referencia en ese afán de buscar un sonido venezolano de altísima calidad, como al final fue.

El camino solista sería el siguiente sendero a recorrer, pasando del jazz progresivo a la explosión pop rock de los 80, donde como talento y productor brindó su "gota de fuego" a esa denominada "Generación Halley", plagada de talentos que hoy siguen sonando con fuerza. Tras otros recorridos dentro y fuera de Venezuela, Pablo Manavello concluyó su andar en este plano, para escalar junto a su primer amor hacia la eternidad.


Manavello forjó su talento al calor de su primer amor: el rock n' roll, pasando por distintas vertientes donde impuso su estilo, no solo como intérprete sino como productor y compositor. La década de los 80 seria su época mas productiva frente al micrófono o a la consola de sonido, siendo parte de esa sonoridad de la Nueva Canción Venezolana, estilo que se impuso luego de la etapa del Rock Nacional vs. Rock Venezolano que caracterizó el comienzo de esa década del viernes negro.

Ricardo Montaner, quien fue uno de esos artistas que se forjó bajo ese estilo, reafirma esto cuando en su cuenta de Twitter recordó al artista, apenas anunciado su deceso:

"Mi entrañable amigo Pablo Manavello ha partido a La cima del cielo. No hay calmante para este dolor. Mi estilo musical fue parido por Pablo Manavello, desde "La Cima Del Cielo" hasta "La Gloria De Dios" hemos escrito y disfrutado la música y la vida. Allá nos vemos querido... En La Cima Del Cielo para disfrutar juntos de La Gloria De Dios".

Alejandro Blanco Uribe, productor y músico (se destaca su participación en La Banda Municipal, agrupación vanguardista de los 70), en declaraciones a El Universal, recuerda la época en la que un Manavello menor de edad debía ocultarse de la policía cuando se presentaba, todas las noches durante 10 meses, en el caraqueño club Hipocampo.

"La variedad del repertorio que interpretó en esa época le permitió obtener -a Manavello- una memoria musical que luego se reflejó en cada una de sus composiciones. Era un gran músico muy disciplinado. Perdimos a uno de los primeros buenos guitarristas de rock y pop en el país".

Álvaro Falcón, guitarrista fundador de Aditus, también entrevistado por El Universal,  manifestó que tuvo la oportunidad de coincidir con Manavello en el Berklee College of Music. Si bien aclara no haber trabajado nunca en el mismo proyecto, por tocar ambos la guitarra, recuerda que una de las primeras veces que lo vio tocar fue con Los Memphis, en los 60, en el I Festival Pop de Venezuela.  Incluso señaló que para este año 2016 tenía previsto la realización de varias presentaciones

"Esperábamos la gira que iba a hacer con Ofrenda, el grupo que tenía con Brenner. También iba a presentar una obra sinfónica suya. Se pierde a una persona muy talentosa que todavía podía haber aportado su talento y su calidad para la música de Venezuela".

Desde Kiara, Melissa, Guillermo Dávila, Servando y Florentino y el propio Montaner, hasta Shakira, Los Paralamas, Carlos Vives, Luis Fonsi y Olga Tañon, contaron con la producción de discos o composición de temas de Manavello. En estos y otros tanto trabajos propios o para terceros, seguirá presente, brindando su aporte a la banda sonora de Venezuela y el continente.

Publicar un comentario