viernes, diciembre 18, 2015

Cheo García: la voz de la guaracha en Venezuela

La navidad venezolana sin Billo's Caracas Boys está incompleta. Históricamente, la orquesta se impuso como una tradición igual que las hallacas, el pesebre o las gaitas; y esas canciones y sonoridades tienen en José "Cheo" García su más característica voz. El cantante, nacido en Maracaibo el primero de mayo de 1926, cultivó su garganta de tenor en su infancia, con presentaciones líricas tanto en su región como en Colombia.

Al comenzar su adolescencia, se inclinó por lo bailable, comenzando a formarse como el gran guarachero que sería. A los 27 años emprende camino a Caracas, donde integraría la orquesta de la Radio Difusora Venezuela. En 1960, es llamado junto a Felipe Pirela por el maestro Billo Frómeta, a fin de formar parte de la tercera república de la Billo's.

Fueron 21 años de etapa billera, haciéndose inmortal con una gran cantidad de éxitos que grabó con el maestro dominicano. Tras su salida de Billo's en 1981 y pasar por Los Melódicos, La Tremenda y su propia orquesta junto a Memo Morales, entró en decadencia, llegando solo a "matar tigres" hasta que, por cosas del destino, la energía de Cheo se apagaría el 20 de diciembre de 1994, mientras su voz sonaba en los hogares de ese pueblo al que ofrendó su talento.


Bonus Track
Lil Rodriguez, conocida periodista y cronista de la música latina, quien en su columna La Cota Lil, nos da cuenta de la infinidad de historias que encierran los géneros musicales que nos unen a través de Latinoamerica y el Caribe, ha dado un justo espacio a la vida y obra de esta referencia de nuestra sonoridad como lo es Cheo García.

"...Fue un excelente guarachero que en su época conoció y asimiló los ingredientes que impulsarían sus anhelos musicales. Y estos ingredientes no hubiesen servido si Cheo no hubiese contado con las excepcionales condiciones que tuvo desde pequeño para acometer el canto o el coro y para dar la picardía en grado sumo a lo que interpretaba. Que de eso se trata la guaracha, un género muy complicado para quien no está casado con la sabrosura de la vida, con la picaresca popular, y dotado de un excelente sentido del ritmo a tono con el bailador. Todo eso y más lo tuvo Cheo García".
Con Billo's circa 1963

En el capítulo de su libro Bailando en la casa del trompo (Euroamericana de Ediciones, 1997), dedicado
al guarachero maracucho, Rodríguez resalta algo con lo que estoy plenamente de acuerdo, y lo cito:

"La decadencia en la trayectoria de Cheo García, luego de su salida de la orquesta de Billo Frómeta, no se debió a una pérdida de sus condiciones, sino a un manejo erróneo de sus posibilidades. Con la separación, ambos salieron mutilados porque eran el complemento perfecto no circunstancial".

Cheo inspiró a muchísimos cantantes. Uno de ellos es Argenis Carruyo, el "Volcan de América", reconocido por el mismo García, quien en ocasión de su retiro de la orquesta de Billo Frómeta, le recomendó al maestro sustituírlo con él:

"¡Maestro, si usted quiere un cantante que le arda el mango, váyase a Maracaibo y busque a Argenis Carruyo!" (Biografía de Argenis Carruyo por William Briceño, 2005, pp 94)

A la final sería su hermano, Ender Carruyo, quien entraría a formar filas de la icónica agrupación, referido por el mismo Argenis, mientras éste continuaba con La Dimensión Latina.

Admirado y admirador entablaron amistad. Cheo compartía en familia con Argenis y lo aconsejaba. Cuando falleció, fue un golpe muy duro para Carruyo, por lo que se propuso darle las honras que un artista de su talle merecía, empezando por trasladar sus restos mortales desde Los Teques hasta Maracaibo, iniciativa que finalmente se dió en mayo de 2006. Allí, amigos como Memo Morales, José Luis Rodríguez y el mismo Argenis, junto al pueblo que lo vio nacer, le retribuyeron las alegrias que con sus canciones les brindó a todas y todos.

Que la música y la energía del gran Cheo García siga presente en cada hogar venezolano y en todo aquel donde suene una guaracha billera.


Publicar un comentario