jueves, octubre 14, 2010

Green Day en Venezuela

Es un deseo cumplido para mi y para un montón de seguidores de esta banda californiana que lideró el punk revival de los 90's. Luego de haberlos escuchado por primera vez hace ya 16 años, tuve la oportunidad de verlos en vivo y en directo en mi propio país hace casi una semana, el viernes 8 de octubre de 2010.

Recuerdo que hace 6 años publique un artículo sobre los 10 años que llevaba escuchando a la banda, cuando habían vuelto a sonar fuertemente gracias al disco American Idiot. Ahora en toca echar el cuento de mi experiencia en lo que la amiga y colega Esther Franco (creo que mas fán que yo) consideró en un tweet: "...Fue una gran fiesta, y el público fue el invitado de honor... Excelentes".



El primer objetivo, luego de haber almorzado junto a mi novia, padre, hermano, cuñada, amigo de mi hermano y amiga nuestra, era buscar la manera de llegar a la Universidad Simón Bolívar, lugar ya establecido como sitio de muchos de los conciertos que se han hecho (y que seguro se harán) en la Gran Caracas. La conocida USB no es tan accesible como otras alma mater de la capital venezolana (geográfica y académicamente hablando) por lo que uno, acostumbrado a otra dinámica y caos, se sentía como pez fuera del agua.

Afortunadamente, las facilidades de transporte existentes hicieron que en cuestión de unos cuantos minutos nos encontráramos en la universidad, que ya mostraba el escenario pre-concierto: una larga hilera de seguidores sentados en las faldas de las montañas que rodean la ordenada casa de estudios situada en Sartenejas.

El sol pegaba... pero no tanto como en la "conurbación" Barcelona-Lecheria-Puerto La Cruz. Tocaba hacer una primera cola para el canje de entradas compradas via internet (gracias a la web 2.0), mientras a nuestras espaldas unas chicas y un chic@ conversan banalidades con la característica jerga "o sea" del sifrinismo criollo.

Aguardando por entrar
Ya con las entradas en la mano, nos disponemos a sumarnos a otra fila, esta vez un poco mas larga que la anterior. Mi novia, quien por primera vez visita esta institución, no paraba de elogiar el buen estado en que se encuentran sus instalaciones, aparte del verdor omnipresente y agradable clima de montaña que la envuelve.

Entre el olor a pizzas, carritos de té frío, ventas de souvenirs (que no perdimos de vista) e intenso movimiento de personas y vehículos, aguardamos el momento para acceder al campo de fútbol de la universidad... hasta que al fin! Toco movilizarnos hasta el engramado y esperar el ansiado concierto.

El cesped, protegido por un cobertor para evitar daños, sirvió a quienes llegamos al sitio como asiento y hasta cama temporal, para reposar nuestros cuerpos, previo a la energía que ibamos a desbordar con el repertorio que nos traería la banda de Billie Joe Armstrong, Mike Dirnt y Tré Cool.

Lado B daría la cara por nuestra tierra al momento de abonar el terreno con sus melodías rocanroleras. Aunque al principio el sonido no era muy favorable que digamos -nada raro cuando le toca al telonero-, el grupo comenzó a calentar los ánimos con temas como Sexy Secretaria, ¿Donde Estás? o Bonnie & Clyde. El batería se lució a sus anchas.

Cumplido el compromiso por los compatriotas, solo bastaba aguardar por los protagonistas de la noche. EL sonido instalado continuó emitiendo varios temas rocanroleros, sobre todo de los 60's, 70's y 80's, un momento podias escuchar a The Turtles, Blondie o los Descendents.

Al momento en que suena el clásico de Michael Jackson de 1979 Don't Stop Til You Geth Enough alguien disfrazado como un conejo rosado y sucio, con par de botellas de cerveza, sale al escenario a danzar al ritmo de la música, mientras la gente comenzaba a gritar. El Y.M.C.A de Village People también le marcó la pauta al personaje bailarín. No había dudas de que uno de los "verdes" estaba detrás de esto.

"Somos Green Day de Caracas"
Lo último que suena en los parlantes es Ramones. Los padres del punk con su tema Rock n' Roll Radio dan paso a la primera fiesta de Green Day en Venezuela y Latinoamerica este año: Song of The Century y 21st Century Breakdown inician y con Know Your Enemy el éxtasis arropa a los centenares de asistentes a la USB con fanático lanzándose al público y todo incluído.

East Jesus Nowhere, Holiday, Murder City... la advertencia de Billie Joe no era cuento y comiquita “los volveré locos, después de 22 años comienza la celebración, vamos a pasarlo fucking great (...) Ya no somos Green Day de California, ahora somos Green Day de Caracas".

Give Me Novocaine, Are We The Waiting?, St. Jimmy y Boulevard of Broken Dreams hicieron las delicias de las nuevas generaciones que descubrieron a la agrupación en 2004 con el multipremiado American Idiot, pero para los que los conocimos en su inicios vendría nuestro momento...

Billie se dirige a quienes somos parte de la "Old School", mientras porta su clásica guitarra "Blue", una Fender Stratocaster azul y blanca, réplica de aquella que le regalara su padre antes de morir, y arranca con Burnout, primera pista del album Dookie de 1994 junto con la aparición de la antigua tipografía verde de la banda en el escenario... Eso para mi sería lo mejor de la noche.

Disfrute mucho escuchar en vivo un tema viejo pero muy bueno como Going To Pasalaqua de 1990, además de Christie Road, Hitchin' a Ride, When I Come Around, Brain Stew/Jaded, Longview -cantado por un gordito con el pelo verde y una franela que evocaba al disco Kerplunk de 1992-, Basket Case y She.

King For a Day se caracteriza por ser un tema con mucha comicidad y puesta en escena por cada uno de los integrantes de la banda, no solo Billie Joe, Mike y Tré sino el siempre presente Jason White -considerado el cuarto Green Day, guitarrista de apoyo desde 1999-, el multiinstrumentista Jason Freese y el nuevo compañero de tarima Jeff Matika en guitarras y voces. Por su parte Billie hizo gala de sus dotes como músico nato al tocar además de guitarra, batería, bajo y saxo.

Sueño cumplido
Billie Joe y compañía no dejaron de mostrar sus preferencias e influencias en su setlist y extractos de temas pertenecientes a Led Zeppelin, AC/CD, Black Sabbath, The Clash, The Who, The Rolling Stone y The Beatles como Satisfaction, Hey Jude, Rock n Roll, Highway to hell, Iron Man, Baba O' Riley, Revolution, entre otros, sumaron entusiasmo al ambiente. Del viernes 8 pasabamos al sábado 9 y Billie no se olvidó: "Felíz Cumpleaños a John Lennon". El gran compositor tendría hoy 70 años de vida de no ser por el hijo de puta de Chapman.

Luego de 21 Guns y American Eulogy, vendrían dos pausas antes de finalizar con lo que muchos consideran uno de los mejores conciertos que se han visto en Venezuela, al menos en lo que va del año 2010. La primera sería para interpretar los temazos de 2004 American Idiot y Jesus of Suburbia, para luego dar paso al último set de base semiacústica con Whatsername, Wake Me Up When September Ends y Good Riddance (Time of Your Life).

Extrañado de que no hubieran interpretado ninguna canción del disco Warning (2000), después de lidiar con la cantidad de personas que abandonaban el recinto y buscar maneras de salir de la Simón Bolívar para regresar al hotel en Sabana Grande (objetivo logrado horas después) no quedo sino la satisfacción por lo vivido. Una grata experiencia resumida en mi último tweet de aquella noche/madrugada:

"Tremendo concierto de agradecido con el set OldSchool que se lanzaron Cumplí un sueño!"

Que se repita... pero no dentro de otros 16 años.

Nota: La foto de Billie Joe en Caracas fue tomada de la comunidad de fans de Green Day en español

Publicar un comentario