sábado, julio 16, 2011

Silvio rockea a través de Los Bunkers

El rock latinoamericano es tan extenso como el territorio donde se extienden los países que lo integran, ademas de poseer una amalgama de influencias de los ritmos cultivados desde el Río Bravo mexicano hasta la Patagonia Argentina.

Y si a eso le sumamos la esencia contestaria y reflexiva que ha caracterizado a muchos cantores surgidos al calor de las luchas por un presente y futuro mejor, obtenemos un diverso collage de bandas y artistas que con distorsión y fuertes ritmos reinterpretan el mensaje transmitido por aquellos. Este es el caso de Los Bunkers, una banda chilena que descubrí a comienzos de la década pasada (2002 a 2004) al momento de ampliar mi espectro musical con la masificación de internet y el mp3.

La agrupación originaria de la ciudad de Concepción, y conformada por Gonzalo López (bajo), Álvaro López (voz y guitarra), Mauricio Durán (guitarra y teclados), Francisco Durán (voz, guitarra y teclados) y Mauricio Basualto (batería y percusión) publicó a fines de 2010 su placa número 6 titulada Música Libre, un compendio de 12 temas, todas versiones de composiciones pertenecientes al reconocido trovador cubano Silvio Rodríguez.



Confieso que es poco lo que he escuchado de este insigne cantautor, por lo que este material llega de manera oportuna para aquellos que poco sabemos de él y para gusto de aquellos que lo siguen desde que despuntó en los años 70 con la Nueva Trova Cubana.

Los Bunkers, quienes se confiesan fanáticos de Rodríguez desde pequeños, comenzaron este proyecto a manera de improvisación, mientras trabajaban en nuevos temas para lo que sería el predecesor de Barrio Estación (2008). La placa tributo fue grabada en México
(país donde se radicaron a fin de impulsar su internacionalización). Para ello contaron en la producción conjunta con Enmanuel del Real, conocido integrante de Café Tacuba.

Tres sencillos se han extraído de este disco: "Sueño con serpientes", "Quien fuera" (mi favorita) y "Ángel para un final". De estos, "Quien fuera" logró llegar al primer lugar del listado musical chileno, mientras que Música Libre se certificó como disco de oro, tras venderse 5 mil copias en el país austral.

Mauricio Durán señaló en una entrevista que le parece extraño que las bandas de rock latinoamericanas no mencionen a Rodríguez como influencia, tal como lo hacen las anglosajonas cuando citan a Bob Dylan y Pete Seeger. "Silvio para nosotros es el compositor latinoamericano vivo mas importante..." Por su parte Francisco Durán coloca al trovador cubano a la par de otros artistas influyentes como Violeta Parra o John Lennon.

El mismo Silvio reconoció el esfuerzo de los "penquistas" (originarios de Concepción): "Ellos me mandaron las grabaciones, ya terminadas, cuando todavía las estaban trabajando. Me pareció muy bonito el trabajo, se los agradecí mucho, porque son gente muy joven, y que hagan canciones de alguien que puede ser su padre, no sé si su abuelo en algunos casos, aún así son músicos de mucho empuje (...) Yo siempre he sido medio rockero, y hay muchas canciones mías con influencias de ese estilo".

Bonus Track
"Muchas veces calentamos las manos interpretando canciones de otros autores que nos gustan mucho. Es una muestra más de la libertad con la que trabajamos. Esto es un regalo que nos hemos hecho. Y Silvio es una influencia desde el comienzo. Lo escuchamos desde los 80", diría Francisco Durán respecto a la génesis de su reciente placa discográfica.

Además de contar con el apoyo del tacubo Emmanuel del Real, la banda sumó entre sus colaboradores al cantautor Manuel García, integrante del movimiento de la Nueva Música Chilena, quien fungió como voz solista en los temas "Al final de este viaje en la vida" y "La era está pariendo un corazón".

El disco contiene el siguiente "tracklist":

"Sueño con serpientes" – 4:25
"Quién fuera" – 3:38
"Que ya viví, que te vas" – 3:37
"Al final de este viaje en la vida" – 3:21
"El necio" – 3:28
"Leyenda" – 3:14
"Ángel para un final" – 4:03
"Santiago de Chile" – 3:17
"Y nada más" – 2:13
"El día feliz que está llegando" – 3:34
"Pequeña serenata diurna" – 2:09
"La era está pariendo un corazón" – 4:46

Dedico la columna de hoy a las amistades chilenas ganadas en esos años de descubrimiento musical del cual forman parte Los Bunkers y a un gran amigo que hoy transita los caminos del infinito y quien tenía en las composiciones de Silvio una buena parte de su banda sonora... Mucho rock para ti Joan, donde quiera que nos acompañes... "la era sigue pariendo un corazón".

He aquí algunas presentaciones interpretando parte de este excelente tributo:






Publicar un comentario