jueves, septiembre 16, 2010

Tres años después...

¿Ahora es que me digno a volver a este espacio? Yo si tengo riñones... En tres años pude haber echado no se cuantos cuentos y anécdotas por demás, pero no... No tengo cara definitivamente. Perdóname querido blog.

Primero el amor... luego un carga laboral que ha resultado satisfactoria y por último flojera... flojera creativa, porque... las ganas de escribir están, siempre han estado, pero no termino de dar ese paso hacia lograr concretar un simple escrito que me vaya puliendo en las lides de la transcripción 2.0.

Solo bastaba tener un tiempo de tranquilidad para recordar que, a pesar de los omnipresentes Facebook y Twitter, este espacio sigue aquí, esperando por ser atendido, por albergar caracteres que reflejen mis vivencias, por mas simples que sean.

En los albores de las 3 décadas, quiero... no... ¡debo! retomar mis aptitudes... hay una pila de textos que esperan que me los devore, baquetas que aguardan mis manos para causar estruendos acompasados, lápiz, bolígrafo y papel para ser autores junto a mi pulso de más dibujos a la usanza de Pepo y su Condorito y un teclado que aguarda por sonar sin cesar, significado de que algo se esta plasmando en la web, mas alla de 140 letras.

Ven a mi que tengo flores...
Publicar un comentario